Visita a Hiraizumi

Hace unas semanas fui de visita a un pueblo a unas dos horas de Sendai llamado Hiraizumi que vendría a significar algo así como Fuente de Paz. Y la verdad es que paz se respiraba.


Nada más salir de la estación de tren había una larga calle repleta de estas casas. Los jardines perfectamente cuidados, la acera perfectamente limpia y las casas.. japonesas! La foto no le hace justicia. Eran las doce de la mañana pero estaba todo en silencio, no el silencio de cementerio sino más bien el silencio de meditación.


Una señal de paso de cebra, un tendido eléctrico y un cielo que, aunque se ve salpicado de nubes, no llegó a estar completamente cubierto en todo el viaje.


La entrada al parque más grande del pueblo. Por alguna razón en Japón es difícil encontrar árboles que crezcan erectos y las casas típicas que tienen vigas de madera para sostener el techo y la casa parecen estar bailando un tango. El problema sobreviene cuando alguna de esas vigas onduladas se jubila y tienen que buscar una nueva que encaje.


Cuando llegué a esta zona del parque me quedé inmóvil escuchando y mirando. La escena misma parecía estar hablando.


Mi amiga me comentó después de leer uno de los carteles del parque que el lago y los botes con forma de dragón del parque tenían algo que ver con unos enamorados y encuentros furtivos pero he olvidado los detalles.


Otra escena más de naturaleza mágica. Aquí también me quedé obnubilado, creo que he estado demasiado tiempo entre edificios y aceras grises en mi vida y ahora en cuanto veo plantas y pajaritos creo estar dentro de un cuento.


Bis.


Un escenario típico donde se realizan “obras de teatro” japonesas como Kyogen. Cuando estuve en Osaka en invierno tuve la oportunidad de asistir a una y la experiencia fue memorable. La obra en sí estaba en japonés, como es lógico, pero los avatares del destino quisieron que aparte de hablar cantasen o, según mi madre, produjesen ruidos con unas caras tan graciosas que provocaban risa contagiosa. Obviaré los detalles.

<p>
  Hiraizumi me encantó por su paz y está en mi lista de sitios favoritos.
</p>
comments powered by Disqus