Última visita a Matsushima

Aunque ya había estado en Matsushima hace unos meses quería volver antes de regresar a España para visitar los lugares que no me dio tiempo la primera vez. Los kamis estuvieron de nuestro lado y pudimos disfrutar del sol durante todo el día; todavía tengo los hombros rojos.


Bajando de una pequeña montaña famosa por sus vistas panorámicas de la bahía de Matsushima. Entiendo que sea un lugar famoso pero con la cantidad de arbustos y vegetación que había apenas pudimos ver nada.

 


A las puertas de uno de los templos más famosos de Matsushima.

 


Parte del susodicho templo.

 


Los árboles de este recinto son enormes. En Japón me he encontrado frente a frente con los árboles más altos que he visto en mi vida. Y sí, Japón es también el país de los bonsáis.

 


La luz del mediodía en animada conversación con el omnipresente musgo.

 


De camino a una de las pequeñas islas de la bahía.

 


Uno de los pequeños santuarios sintoístas de la isla.

 


Me resultan fascinantes tanto este tipo de escenas…

 


…como este tipo, ambas parte de la misma isla.

<p>
  Una anécdota sobre el viaje: mientras íbamos andando por el paseo marítimo vimos por la calzada un grupo de yakuzas (según mi amiga eran &#8220;chiisai yakuza&#8221; o &#8220;pequeños yakuza&#8221;) con las típicas motos que se pueden ver en las serie de anime de respaldo alto y armando un ruido del demonio. La primera vez que fui a Matsushima también me encontré con ellos. No sé si es que están todo el día de arriba abajo con las motos o si fue coincidencia.
</p>