Toshogu Shrine

En el último viaje organizado que hice en Japón, a Nikko, pude visitar el santuario Toshogu, uno de los más visitados de Japón.


Uno de los tres detalles más famosos del santuario. Estos tres monos en la fachada de un pequeño establo recomiendan “No escuchar el mal, no hablar el mal y no ver el mal”.

 


Hay algunas cosas de los japoneses que me cuestan mucho entender.

 


Quizás de los templos sí que me he acabado aburriendo un poco pero los toriis me siguen llamando la atención.

 


Los animales de la derecha están esperando delante de la puerta la vuelta de su señor, Date Masamune, si no me falla la memoria.

 


Un dragón-elefante.

 


El santuario estaba repleto de grupos escolares. Eran vacaciones de agosto, estábamos a menos de 200km de Tokyo y el santuario es famoso, imagino que era una situación inevitable.

<p>
  La visita fue bonita pero comparado con Kyoto por ejemplo, ya no es lo mismo.
</p>

<p>
  Aparte de los tres monos hay un elefante dibujado en la pared de otro edificio que tiene la peculiaridad de haber sido dibujado sin que su autor hubiese visto nunca uno elefante, es decir, lo dibujo de oídas.
</p>

<p>
  El tercer detalle famoso es un pequeño gato en un tercer edificio pero tan pequeño y poco llamativo que si no es por el grupo de gente a su alrededor pasaría desapercibido.
</p>