Niyama: el segundo componente del Yoga

Niyama es el segundo componente de los yoga sutras y comprende nuestras actitudes hacia nosotros mismos. En concreto prescribe las siguientes actitudes:

  • La limpieza, es decir, mantener limpio y aseado nuestro cuerpo y nuestro entorno.
  • El contentamiento, o facultad de sentirse a gusto con lo que se posee y lo que no se posee.
  • La eliminación de las impurezas que hay en nuestro organismo físico y mental por la práctica de hábitos correctos de sueño, ejercicio, nutrición, trabajo y relajación.
  • El estudio y la necesidad de revisar y evaluar nuestros progresos.
  • La veneración de una inteligencia superior o aceptación de nuestros límites frente a Dios/Brahman, el Omnisciente.

Patanjali no solo los describe sino que da las razones:

La limpieza, al desarrollarse, señala lo que debe ser constantemente cuidado y lo que es eternamente limpio. Lo que se deteriorar es exterior. Lo que no se deteriorar está, profundamente, en nuestro interior.

El resultado del contentamiento es la felicidad completa.

La eliminación de las impurezas permite un funcionamiento más eficaz del cuerpo.

El estudio, llevado a su más alto grado, nos acerca a fuerzas superiores que ayudan a comprender lo más complejo.

Venerar a Dios proporciona la capacidad de comprender completamente cualquier objeto que se elija.

De nuevo creo que todas las recomendaciones son saludables y necesarias aunque no necesariamente fáciles. Hay gente que considera que considera que evaluarse a uno mismo es una pérdida de tiempo y tomarse la vida demasiado en serio. Yo creo que si no nos evaluamos a nosotros mismos es muy difícil ver si estamos progresando o no y si no progresamos en mi opinión estamos perdiendo un tiempo precioso.

comments powered by Disqus