Náufragos III

(Leer Náufragos I)

(Leer Náufragos II)

_Tengo hambre.

_¿Y qué? Padre ha dicho que no salgamos de casa hasta que él vuelva. Y ya sabes cómo se pone Padre cuando le desobedecemos.

_Pero seguro que ha ido a buscar una nueva casa. Tardará horas en volver.

Su argumento sonaba convincente. Sin embargo, no conseguía convencer a su hermano.

_Te digo que tenemos que quedarnos aquí.

_Bueno, pues tú di lo que quieras pero nos perderemos una buena comida –los dos jóvenes dragones habían olido ya a los intrusos.

_¿Y si se han ido ya? Tus rugidos les han espantado.

_Si no quieres venir no lo hagas, allá tú –dijo mientras se alejaba.

_Esperaré a Padre.

_¡Qué paisaje tan variado! –observó Antilius-. Deberíamos montar una ruta turística.

_¿Qué significa “turístico”? –preguntó Kit aburrida.

_Es alguien que…

Se calló al ver una mancha roja cruzar entre dos rocas cercanas.

dragon_concept_version_1_by.jpg

_Ejem… ejem –prosiguió-. Chicos, creo que tenemos compañía. Precisaré aún más; creo que es un dragón.

_¿Y estos son malvados? –preguntó Kit.

_Seguro que no –proclamó Duder-. Si hemos llegado hasta aquí el porvenir no nos va a recompensar con un dragón malvado. Ya veréis.

El dragón se asomó tranquilamente por uno de los caminos laterales. Duder se acercó al dragón:

_Hola, me llamo Duder. No queremos pelear –estaba orgulloso de esas palabras-. ¿Eres malvado?

El dragón le miró con suspicacia, sin pestañear. Luego añadió con voz ronca:

_No.

Duder se dio la vuelta y les dijo a sus compañeros:

_¿Qué os dije?

Un instante más tarde Duder quedó envuelto en llamas.

Fin
comments powered by Disqus