Náufragos I

rocky_sea.jpg

Era una soleada mañana. Como de costumbre Kalantrax salía de su guarida para dar una vuelta por sus dominios. Hacía un día perfecto para asustar a los habitantes de los poblados humanos de la isla. Las crías estaban hambrientas y deseando empezar a salir a cazar como su padre. Desde que se trasladaron a la isla no les habían molestado los humanos, pero la situación era demasiado tensa ya que no quedaban muchos animales grandes por los alrededores. Seguramente deberían volver a trasladarse. El problema era que volver a cambiar de guarida significaría tener que volver a buscar un hogar en tierras desconocidas. Pero todavía quedaban humanos con que alimentarse él y sus crías.

Los gruñidos de sus hambrientos retoños le sacaron de sus pensamientos.

_¡Kitiara!

_Estoy… estoy aquí.

Antilius el humano y Lanzarote el enano se acercaron corriendo al lugar de donde provenía la voz de Kitiara. Detrás de un montículo se encontraron a la elfa a pocos pasos de la orilla. Tenía la ropa empapada, perfilándose sus femeninos contornos.

_¿Estás herida? – se interesó Antilius.

_No, creo que estoy bien.

_¿Has visto a Duder? –preguntó Lanzarote.

_No, perdí el conocimiento al poco de hundirse el barco.

Habían naufragado la noche anterior, después de que una horrible estrella de mar gigante atacara y hundiese el Navío Fantasma en el que viajaban.

_Ójala no volvamos a ver ese maldito cascarón –dijo una voz desde la parte posterior de una duna cercana.

_¿Duder? –inquirió Kit.

_Pues sí, soy yo. No me he ahogado. Aquí estoy.

Duder era un tzork, un extraño híbrido entre los enanos y los humanos, que solo habita en las profundidades de la tierra.

phantom-ship.jpg

_¡Mirad! –gritó Lanzarote señalando en dirección al mar.- ¡El Navío Fantasma! ¡Está… está entero!

_Pero eso es imposible. Yo vi cómo se hundía. Además, la estrella de mar le perforó el casco – anunció Antilius.

_¿Por qué no lo olvidamos e inspeccionamos esta isla? –sugirió Kit-. Es lo más razonable que podemos hacer.

Los demás asintieron. Se secaron las ropas como pudieron y se adentraron en la isla.

comments powered by Disqus