Mi experiencia con terremotos en Japón

Tras medio año aquí en Sendai he experimentado unos cuatro terremotos. No son como los de las películas en los que se abren fisuras en las entrañas de la tierra y caen edificios pero aún así tienen su aquel.

Prácticamente todos los temblores los he experimentado estando en mi cuarto, sentado enfrente del ordenador o en la cama. El que más duró fue uno de unos 15 o 20 segundos según mis cálculos. La sensación es la de que alguien está moviendo fuertemente el suelo, como si el vecino del piso de abajo tuviera los bajos al máximo, pero tras unos segundos termina y todo se queda como si no nada hubiese ocurrido.

Nada más terminar el primer terremoto del que fui consciente comenzó a sonar la megafonía en mi unidad y pensé que era para tranquilizarnos. Sin embargo el mensaje resultó ser distinto de lo que esperaba, simplemente se anunciaba que al día siguiente se iban a cambiar las sábanas. Eso me hizo ver claramente lo acostumbrados que están a los terremotos.

Mi profesor del departamento de investigación me comentó que los terremotos son comunes en Japón pero no en todas partes con el mismo grado. Él nació en una zona llamada Fukuoka donde no hay apenas temblores por lo que los temblores más frecuentes de Sendai todavía le impresionan.

comments powered by Disqus