Lleva el control de tu práctica espiritual con una tabla

Todas las técnicas y métodos que vamos a ver en el blog sólo funcionan si se tiene constancia y se practican de forma regular durante un tiempo. Es vital ser constantes o no se logrará ningún tipo de beneficio.

El método que uso yo para no olvidarme de las distintas prácticas de yoga que hago a lo largo del día es rellenar una tabla al final del día que dejo siempre encima de la mesa. De esta manera, aunque un día por la razón que sea no pueda hacer yoga todos los días duermo y al irme a dormir siempre veo la hoja. La mayor parte de los días me pongo muy mala nota porque me dejo tareas por hacer pero al verlo cada día no lo olvido que es más importante. Cuando no lo hacía a lo mejor pasaban dos semanas y casi no me había dado cuenta.

**

¿Qué poner en la tabla** y cómo ponerlo?

Esto ya es muy personal y depende de cada uno. La mía está hecha en un procesador de textos normal: consiste en una tabla que ocupa toda una hoja y tiene una columna por día. Las filas las componen las distintas tareas (tiempo dedicado a asanas, tiempo dedicado a pranayama, etc) y algunas otras cosas que me gusta controlar (hora de acostar y de dormir, tiempo perdido, etc).

Otro ejemplo de diario enfocado en la cultura hindú lo tenéis en esta página de la Divine Life Society.

comments powered by Disqus