Llegada a Osaka

¡Ya estoy en Osaka! Entre el cansancio del viaje y la cantidad de impresiones me he quedado un poco atontado pero ya me estoy recuperando. :D

En el avión

Dado que no había vuelo directo Madrid-Osaka hice un primer tramo Madrid-Frankfurt de dos horas y media con Spanair y ahí cogí ya un avión de Lufthansa. El primer avión se retrasó algo más de 30 minutos en salir por lo que llegué a Frankfurt justo a la hora de embarque del segundo vuelo. Aunque mentalmente les di mi voto de confianza a los que encargados de mover maletas empecé a considerar la posibilidad de que no llegase mi maleta como algo bastante factible.

En el tramo Madrid-Osaka no vi más que dos o tres japoneses pero en el tramo Frankfurt-Osaka los japoneses eran la mayoría y los occidentales los raros. No habíamos ni despegado y uno de los japoneses a mi lado ya estaba frito, envidio esa capacidad de dormirse al instante, en serio. Durante este trayecto que duró diez horas nueve de cada diez veces que miré en su dirección el buen hombre estaba dormido: yo no pude pegar ojo en todo el trayecto que por cierto no se hace muy largo.

Pisando tierra nipona

Sobre las ocho de la mañana aterrizamos en el Kansai International Airport donde me esperaban Mik y su novia. Al salir del avión pasamos varios controles y cuando tocó recoger la maleta esperé y esperé pero la maleta no salió. No sé dónde acabó ese día pero no fue en Osaka. A mi hermano le pasó lo mismo la semana pasada aunque voló con otra compañía, malos habitos, señoras compañías aéreas, si pago 1000€ por el viaje aparte de llegar yo esperaba que mi maleta llegase conmigo. Al menos son eficientes encontrándolas y esta tarde, es decir, un día después de llegar, me la trajeron a casa.

Por la tarde

Después de dormir un poco para recuperar fuerzas Mik, su novia y yo nos fuimos de compras al Yodobashi Camera (un centro comercial de 7 plantas dedicado a la electrónica) y luego a ver el Umeda Sky Building. Las vistas desde lo más alto de este edicio (140m) son espectaculares:

Osaka desde el Umeda Sky Building

PD: Esto es una pasada.