Las principales vías del Yoga

El yoga propone distintas vías para alcanzar la iluminación, la más elevada felicidad. Cada persona tiene unos gustos y una forma de ser y por lo tanto no todas las vías son aptas para todo el mundo. Un sadhaka debería elegir la vía con la que se sienta más a gusto.

Las principales vías del yoga son las siguientes:

Bhakti Yoga

El yoga de la devoción y del amor. A través de la completa sumisión a la deidad que elija y a través de la vida religiosa el yogui se entrega a la voluntad de Dios. Por medio de esta devoción y de este amor llega al final a conocer a Dios y consigue alcanzar la iluminación.

Jnana Yoga

El yoga del conocimiento. El yogui busca el saber y el conocimiento. A través de la meditación y del razonamiento el yogui acaba comprendiendo su verdadera naturaleza. Cuando lo logra alcanza la iluminación.

Kharma Yoga

El yoga del servicio a los demás. El yogui dedica la mayor parte de su tiempo a prestar servicio de los demás sin esperar nada a cambio. A través de esta entrega el ego y los deseos se fulminan y llega un momento en que la idea del yo desaparece. Roto el vínculo que le une al mundo irreal el yogui alcanza la iluminación.

Kundalini Yoga (Hatha Yoga)

El yoga del cuerpo físico. A través de asanas (posturas) y pranayama ejercicios respiratorios) el yogui purifica su cuerpo físico y su cuerpo astral. Cuando ambos están preparados el yogui aprende a despertar a la kundalini (energía espiritual que reside en cada uno de nosotros). Cuando esta energía se domina el yogui logra la iluminación.

Raya Yoga

El yoga de la mente. A través del entrenamiento mental el yogui aprender a controlar y ejercer su voluntad sobre la mente de modo que en lugar de resultarle un impedimento la mente se convierte en su mayor y más poderosa aliada. La iluminación se alcanza al lograr el dominio sobre la mente y los pensamientos.

Una persona que se sienta a gusto razonando largo tiempo sobre conceptos abstractos y viendo las cosas desde distintos puntos de vista debería elegir la vía del Jnana Yoga. Una persona que por el contrario se sienta a gusto con las distintas posturas y con el movimiento de la energía o prana debería elegir la vía del Kundalini Yoga o Hatha Yoga. Una persona a la que le guste el autoanálisis, la psicología y se sienta fascinada por la mente debería elegir el Raya Yoga. Una persona que sea feliz ayudando a otros que estén en peor situación que él debería elegir la vía del Kharma Yoga y por último una persona que sienta atracción especial hacia Dios y hacia la religión debería elegir la vía del Bhakti Yoga.

Hay otros sistemas de yoga importantes como el Kriya Yoga y el Yoga Integral no tan extendidos y universales como los que ya hemos visto.