Consejos para relajarse en un trabajo estresante

Manu preguntó en la entrada sobre cómo mejorar la atención y la memoria qué ejercicios podría hacer para estar relajado y a la vez mantener la atención cuando tienes un trabajo de controlador aéreo.

Mantener la atención es un ejercicio principalmente de voluntad que a medida que lo desarrolles irá aumentando. En este aspecto lo más importante es dejar que tu “músculo” de la atención descanse de vez en cuando con alguna actividad que te sirva para distraer la mente y que sea agradable.

En cuanto a conseguir mantener una relajación contínua tienes un abanico de posibilidades más grande:

  • Estirar piernas y brazos cada hora más o menos: si estás mucho tiempo sentado la sangre se acumula en las piernas y si tu cuerpo no está cómodo te costará mucho más mantener la atención. Un corto paseo aunque sea en la misma torre de control será positivo.
  • Respiraciones profundas: normalmente respiramos con el pecho lo cual aparte de no ser el mejor modo de respirar tampoco hace que nuestro cerebreo esté bien oxigenado. Hacer una o dos respiraciones profundas cada 15 o 20 minutos será muy refrescante para el cerebro y se puede hacer sentado sin quitarle el ojo al radar.
  • Dar paseos: si es posible levantarse y darse una vuelta siendo consciente de cada paso y si puede ser ir a un lugar en el que se vea algo de naturaleza o cielo puede hacer maravillas para quitar de encima el estrés. El beneficio de esto es que cuanto más lo practiques más acostumbrarás a tu cuerpo a relajarse al ir a ese sitio y por tanto el lugar se convertirá en un poderoso aliado.
  • Contraer y relajar grupos de músculos cuando los sientas agarrotados: los hombros por ejemplo se agarrotan rápidamente después de estar trabajando un rato con el ordenador. El mero hecho de contraer los hombros llevándolos hasta el cuello y luego relajarlos hará que vuelvan a una posición más natural y te ayudarán a estar más relajado.
  • Masaje ocular y masaje en los senos frontales: relajará los ojos y si estás tenso/estresado, te servirá también de ligera relajación. Aunque sean solo 20 segundos notarás la diferencia.
  • Respiración adecuada: si conseguimos controlar la respiración para hacerlo adecuadamente el oxígeno llegará de forma más regular y en mayor cantidad a nuestra cerebro. No confundir con respiraciones profundas, si hacemos respiraciones profundas sin parar nos puede dar un empacho de oxígeno.
  • Sesión de Hatha Yoga: lo ideal en tu caso sería que asistieses a sesiones de hatha yoga después del trabajo al menos una o dos veces a la semana para contrarrestar los efectos de las horas de trabajo. Una sesión de hatha yoga puede durar desde 45min hasta 2h.

¡Ya nos contarás si los consejos te han ayudado!

comments powered by Disqus