Compañeros de clase

20071119-dsc_1852.jpg
Esta es la clase de japonés en uno de los descansos.

El otro día al hacer uno de los ejercicios de conversación de japonés en el que hay que preguntarle al otro su país me di cuenta de dos cosas.

La primera es lo increíble que es para mi estar con gente de 11 nacionalidades distintas en la misma clase.

La segunda es ver que aparte de los rasgos físicos no hay muchas más diferencias. A uno de ellos le gusta esquiar, a unos cuantos el anime y el manga, una de las chicas tiene la misma cámara que yo y también le gusta la fotografía y a un par de ellos les gusta jugar al fútbol, por ejemplo.

No sé si tendré oportunidades similares en el futuro y probablemente cuando acabe lo vea más increíble de lo que me parece pero aunque haya una rutina hay veces que no puedes dejar escapar estos pequeños detalles.