Cómo mejorar tu concentración y la salud de tus ojos: Tratak

Tratak es el nombre de una técnica de Yoga para mejorar la concentración y aumentar la vitalidad de los ojos.

Instrucciones

  1. Nos situamos en un lugar con poca o ninguna luz.
  2. Colocamos y encendemos una vela enfrente de donde nos vayamos a sentar de forma que nos quede aproximadamente a la altura de los ojos.
  3. Comenzamos a mirar fijamente la llama de la vela sin pestañear hasta que nos lloren los ojos. En ese momento los cerramos y los mantenemos cerrados aproximadamente el mismo tiempo que los hayamos mantenido abiertos. Una vez hayan descansado volvemos a abrirlos y volvemos a mirar fijamente la vela. Al principio se recomiendan periodos de 15 minutos en total que se pueden prolongar hasta 1 hora según el tiempo del que disponga cada uno y los efectos que note.
  4. Durante todo el proceso, tanto cuando tengamos los ojos abiertos como cuando los tengamos cerrados debemos mantener la mente concentrada en la vela. Esta es, con diferencia, la parte más complicada del ejercicio.

Notas sobre el ejercicio

  • No forzar nunca. En cuanto los ojos empiecen a llorar cerrarlos y mantenerlos cerrados. Igual que no levantaríamos una pesa de 100 kilos si con 5 kilos no podemos con este ejercicio tampoco hay que hacer barbaridades, los ojos son delicados.
  • Al principio abriremos y cerraremos los ojos durante periodos más o menos cortos según nuestra salud visual. En mi experiencia si estoy mucho tiempo sin practicarlo cuando vuelvo a ponerme no puedo mantener los ojos abiertos sin pestañear más de 2 minutos las primeras veces. Cuando he estado practicando rigurosamente el ejercicio durante bastantes días seguidos puedo mantener los ojos sin pestañear cerca de 15 minutos.
  • Aunque consigamos mantener los ojos abiertos sin pestañear durante media hora si no concentramos la mente en llama el ejercicio no sirve para nada. Al concentrarnos en la vela estamos llevando la atención a la vista y es gracias a eso por lo que los ojos se revitalizan.
  • Este ejercicio no es peligroso (y ninguno de los que publique en el blog). Aparece en comentarios a los Yoga Sutras de Patanjali de diversos autores, en obras de Swami Sivananda, he consultado al doctor en optometría de la óptica a la que voy y me ha dicho que le parece un ejercicio completamente lógico y sano. Es más cuando me hace las revisiones después de haber estado haciendo tratak siquiera el día antes lo nota.
  • Si no tenemos a mano una vela cualquier objeto sencillo servirá. Hay yoguis que lo practican incluso fijando la vista en montañas distantes.

Beneficios

  • Menor movimiento mental. Al acostumbrar a la mente a concentrarse en un único pensamiento si no hacemos meditación u otras técnicas de relajación o control mental notaremos rápidamente cómo se reduce la cantidad de pensamientos que hay habitualmente en nuestra mente. A menudo, después de volver a practicarlo después de un tiempo sin hacerlo cuando voy por la calle noto como si todo estuviera mucho más en silencio.
  • Mayor capacidad de concentración. Al principio puede parecer algo entretenido el hecho de mirar la llama de una vela pero 30 segundos más tarde ya estás pensando en cuánto tiempo queda para terminar. El mero hecho de mantenerte en el sitio durante el tiempo que te hayas propuesto aumentará el dominio sobre tu mente (ella quiere ponerse a hacer algo más interesante y tú quieres seguir haciendo el ejercicio). Al hacer esto varias veces la mente empieza a perder fuerza y te vuelves más dueño de tí mismo y tu capacidad de concentración en circunstancias adversas aumenta considerablemente.
  • Mayor salud ocular. Según Swami Sivananda este ejercicio puede mejorar y curar en algunos casos la vista cansada y algunas enfermedades oculares como la miopía ya que estamos ejercitando los músculos oculares mediante relajaciones y contracciones controladas.
  • Ojos con más vida y brillo. Aunque quizás no acabemos con unos ojos como los de la mujer afgana pero sí que aumentarán el brillo y la fuerza de forma evidente.