Como erradicar la ira

La ira no es más que la expresión de un deseo no satisfecho. Nuestra mente se rebela cuando no puede obtener lo que desea por lo que grita y se enfada como un niño pequeño.

La forma más eficaz de erradicarla es eliminar nuestros deseos aunque esto es bastante complicado.

Una forma más sencilla puede ser alejarnos del objeto que haya causado ese estado mental y una vez que no lo tengamos delante pensar sobre las causas que nos han conducido a esa situación. El mero hecho de cambiar el objeto sobre el que se concentra la mente, del deseo no satisfecho a las causas de nuestro estado mental es como quitarle la leña a un fuego que esté ardiendo: no solo aprenderemos más sobre cómo reacciona nuestra mente sino que el enfado se nos pasará.

Aparte de las consecuencias nefastas que tienen sobre el cuerpo las emociones negativas la ira nos hace ver el mundo de una forma distorsionada y puede provocar que tomemos decisiones sin pensar de las que luego nos arrepintamos. Por eso es importante que nos esforcemos todo lo posible en mantenernos ecuánimes y no ser presas de los enfados.

Personalmente encuentro muy útil pensar que si algo hace cambiar mi estado de ánimo es únicamente porque yo se lo he permitido antes. Los objetos de por sí no tienen ningún efecto, es nuestra mente la que los otorga cualidades, por eso un arma es motivo de alegría para algunas personas mientras que para otras es motivo de pena.

Más información:

comments powered by Disqus