El poder de la mente

Quien ha aprendido a manipular su mente tiene la Naturaleza completa bajo su control. No hay límite para el poder de la mente humana. Cuanto más concentrada está más poder es capaz de atraer sobre un punto. Swami Sivananda

Qué es la atención y cómo cultivarla

La atención es consciencia dirigida. Somos consciencia. Aunque nuestro cuerpo cambie y nuestra mente cambie lo único que permanece inalterable es esa sensación de ser, ser consciente de ser el espectador de la película que se desarrolla delante de nuestros ojos. Cuando esos ojos internos se posan sobre algún objeto decimos que estamos atentos. Cuando los ojos se posan sobre cien mil cosas a la vez decimos que tenemos síndrome de déficit de atención (o también “que estamos navegando”).

Pranayama: el cuarto componente del Yoga

Pranayama comprende una serie de ejercicios respiratorios de variados objetivos. Estos ejercicios especifican claramente unos ritmos a seguir en las diversas fases del proceso respiratorio. El pranayama es la regulación consciente y deliberada de la respiración, que reemplaza las formas inconscientes de respiración. Sólo es posible si se tiene un cierto dominio de la práctica de asana. Para aquellas personas que dominan la técnica de pranayama Patanjali dice lo siguiente:

Asana: el tercer componente del Yoga

Asana es el tercer componente del Yoga. Una asana es una postura corporal que tiene dos caras: una física y la otra espiritual. Sobre las asanas dice Patanjali: La asana debe tener una doble cualidad: la atención y la relajación Mucha gente de occidente considera que el yoga no son más que asanas. Si no practicas asanas tú mismo es difícil ver que además de la parte visible existe una parte espiritual.

Niyama: el segundo componente del Yoga

Niyama es el segundo componente de los yoga sutras y comprende nuestras actitudes hacia nosotros mismos. En concreto prescribe las siguientes actitudes: La limpieza, es decir, mantener limpio y aseado nuestro cuerpo y nuestro entorno. El contentamiento, o facultad de sentirse a gusto con lo que se posee y lo que no se posee. La eliminación de las impurezas que hay en nuestro organismo físico y mental por la práctica de hábitos correctos de sueño, ejercicio, nutrición, trabajo y relajación.

Yama: el primer componente del Yoga

Patanjali describe 8 pasos o componentes que van desde lo más material a lo más sutil e interior y que se podría decir que constituyen una forma de agrupar las prácticas del Yoga. El primer componente es Yama que describe cómo deberían ser nuestras actitudes respecto a lo que nos rodea. Yama comprende: La consideración hacia todos los seres vivos, en particular hacia los inocentes, los que están en apuros o en una situación peor que la nuestra.

Neti, limpieza de la nariz

Neti (o Jala Neti) es un ejercicio que sirve para limpiar las fosas nasales. El ejercicio consiste en lo siguiente: Primero se llena de agua caliente (agradable al tacto) la tetera neti que tengamos, a continuación le echamos un poco de sal y por último introducimos suavemente la punta del neti en una de nuestras fosas nasales e inclinamos la cabeza de forma que el agua circule desde una fosa a la otra fosa.

Khechari Mudra

AVISO: Este mudra no debe ser practicado EN NINGÚN CASO sin la dirección de un gurú, el repetir los ejercicios tal y como están descritos aquí no proporcionará beneficios. ‘Khe’ significa Akasa y ‘Chari’ significa mover: el Yogui se mueve en el Akasa. La lengua y la mente permanecen en el Akasa, por eso a este mudra se le llama Khechari mudra. Una persona puede realizar este mudra únicamente si ha llevado a cabo los ejercicios preliminares necesarios bajo la guía de un gurú que esté practicando a su vez Khechari Mudra.

Consejos para relajarse en un trabajo estresante

Manu preguntó en la entrada sobre cómo mejorar la atención y la memoria qué ejercicios podría hacer para estar relajado y a la vez mantener la atención cuando tienes un trabajo de controlador aéreo. Mantener la atención es un ejercicio principalmente de voluntad que a medida que lo desarrolles irá aumentando. En este aspecto lo más importante es dejar que tu “músculo” de la atención descanse de vez en cuando con alguna actividad que te sirva para distraer la mente y que sea agradable.

Como erradicar la ira

La ira no es más que la expresión de un deseo no satisfecho. Nuestra mente se rebela cuando no puede obtener lo que desea por lo que grita y se enfada como un niño pequeño. La forma más eficaz de erradicarla es eliminar nuestros deseos aunque esto es bastante complicado. Una forma más sencilla puede ser alejarnos del objeto que haya causado ese estado mental y una vez que no lo tengamos delante pensar sobre las causas que nos han conducido a esa situación.